jueves, 2 de octubre de 2014

TICs: Del fetichismo al uso_con_sentido

Fuente: #IMVG
En este mundo globalizado y tecnologizado en el que vivimos, no sé cómo todavía me sorprende que haya personas que usen el fetichismo tecnológico para transmitir modernidad, innovación y otras formas de hacer las cosas... cuando sus valores, creencias y maneras de trabajar reales, siguen siendo los mismos y arcaicos de siempre (va con ironía).

Este breve vídeo de la presentación de los presupuestos 2015 de la Administración General del Estado, es un buen ejemplo de este fetichismo. Un iPad, una pantalla de plasma de no sé cuántas pulgadas (que tanto gusta al gobierno de Rajoy), un USB para almacenar cientos o miles de páginas de los presupuestos incomprensibles para el común de la ciudadanía (hay interesantes iniciativas de apertura de datos para facilitar la visualización y comprensión de los mismos); y para que se vea bien el sesudo trabajo, los rudimentarios tomos en papel, que ¿alguien lee?. Wyoming se preguntaba en El Intermedio si se puede pronosticar la evolución económica cuando no se es capaz de jugar al Angry Birds.

Mi reflexión, como ciudadana, politóloga y apasionada (teórica) por la gobernanza en las políticas y decisiones públicas es que sería más innovador, revolucionario, práctico y útil que esos presupuestos se elaborasen contando con la participación de más personas cercanas a la realidad de las vidas de la calle, haciendo un uso_con_sentido de las TIC para facilitar este trabajo y teniendo en cuenta las necesidades (algo más) reales de la ciudadanía: invirtiendo en cuidados, salud, motivación para el aprendizaje y el trabajo en equipo, ilusión para construir alternativas económicas sostenibles e inclusivas... en lugar de seguir invirtiendo en los grandes negocios de las de siempre (construcción, seguridad, energía y telecomunicaciones privatizadas...), rescatando bancos...

En fin, por mucho que usemos moderna cacharrería tecnológica de última generación, si la usamos para seguir haciendo y pensando de la misma manera, no evolucionaremos ni innovaremos, sino que (nos) engañaremos. Tenemos (más que nunca) a nuestro alcance herramientas sencillas que nos permiten conectarnos, enredarnos, sumar esfuerzos, tejer redes... La complejidad está en las personas; en revisar y actualizar nuestros valores, creencias y maneras de relacionarnos. ¿Estamos dispuestas a construir con otras personas, a ceder parte de nuestra "verdad" o visiones del mundo? ¿Queremos lograr mínimos comunes que nos ayuden a tender puentes, o bien mantenemos la obsesión por los elementos que nos diferencian del resto, nos dividen, nos separan [y hay quien se aprovecha de ello: partidos políticos et al...]? 

Las TIC no son la respuesta. No son fines en sí mismas. Son herramientas que pueden estar (o no) a nuestro servicio, según los valores y propósitos de quienes las usen. Las TIC pueden ayudar a refrescarnos muchas preguntas que a lo largo de la Historia, la Humanidad se ha ido haciendo. Afortunadamente, hoy muchas más personas que antes podemos reflexionar sobre estas cuestiones. Aunque, por desgracia, sigue habiendo millones de personas que sobreviven en un mundo plagado de brechas, injusticias, mala distribución de los recursos y mal uso consentido de los mismos. En nuestras manos está conocer mejor qué son las TIC, cómo se fabrican, para qué nos sirven y cómo nos pueden ayudar a construir relaciones, proyectos... en clave de sostenibilidad, igualdad, respeto, justicia social... (o los valores que cada cual ponga en su balanza).

2 comentarios:

ANA VIÑALS dijo...

Contar con la opinión de la ciudadanía?, con la participación de las personas de a pie?, usar las TIC con sentido? Directamente, NO les interesa! Por eso debemos de hacer piña y entre todas empoderar a través del uso de las TIC a los/as ciudadanos/as. No sólo impulsando un cambio de actitud más proactiva y humana en pro de nuestros derechos y deberes, sino tambiñen formando a las personas en el uso responsable, ético y beneficioso de las TIC. Por eso opino que hay empezar por la escuela, porque de esa manera las personas tendremos la posibilidad de, por ejemplo, llegar a leer este post que te hace ver como están las cosas. De lo contrario nos quedaremos con titulares mediáticos que, muchas veces, se alejan de la realidad. Mucho por hacer....

Mentxu Ramilo Araujo dijo...

Y tanto, Ana!! Mucho por hacer. Gracias por tu aportación. Creo que gente como tú que investiga sobre ocio y TICs puede hacer interesantes aportaciones para "usar_con_Sentido" las herramientas que tenemos a nuestro alcance. Pasando del consumo pasivo al uso de herramientas que nos permitan ser gente activa, creativa, transformativa, reivindicativa, comprometida con lo que sucede en nuestro entorno local/global.

¡¡Seguimos tejiendo reflexiones y acciones!!