sábado, 15 de marzo de 2014

Ciudadanía que construye y toma parte

Esta semana, gracias a mi amigo Iñaki Ortiz, he participado en una interesante sesión de reflexión sobre qué es participación (barreras, condicionantes, percepciones…), en el marco de la elaboración del Libro Blanco sobre Democracia y Participación Ciudadana para Euskadi.

La metodología de trabajo utilizada para esta sesión fue el Lego Serious Play que me sonaba algo gracias a Paco Prieto y Patricia Kistenmacher. Y el facilitador fue Danel Alberdi, de Coach & Play.

MenTux, con piezas de Lego
La primera ronda de trabajo fue crear nuestra propia presentación con piezas de Lego y en un tiempo breve para fomentar la creatividad y el impulso (sin reflexionar demasiado... ya que si hubiéramos tenido mucho tiempo para pensar no habríamos construido nada). 

La verdad es que ¡¡es increíble la cantidad de interpretaciones y reflexiones que pueden extraerse de una pieza de Lego situada en un lugar determinado!!

Las siguientes rondas las dedicamos a reflexionar sobre el concepto de participación, los rasgos de las personas que participan, de qué manera participamos cada una de las personas que estábamos en la sesión y qué nos llevábamos de ella.

Personalmente, fue una sesión muy interesante, tanto por reencontrarme con gente que hacía muchísimo tiempo que no veía, como por conocer gente nueva, así como por tratar de construir con piezas de múltiples formas y colores una definición consensuada de participación lo suficientemente abierta para incorporar a todas las personas que día a día contribuyen a construir relaciones y decisiones en la pareja, familia, vecindad, barrio, ciudad, región, etc... que hacen que nuestras vidas merezcan la pena ser vividas.

Mi definición de participación
Creo que es un buen ejercicio construir colaborativamente este libro blanco... y, sobre todo, construir cualquier decisión pública y grupal contando con las personas que de una manera u otra están implicadas. En las teorías de análisis de políticas públicas, esto es evidente (y es bastante de sentido común). Pero en la práctica político-administrativa, muchas veces la burocracia, las prisas, las incertidumbres o pensar que las personas expertas lo saben todo limitan/anulan en los procesos a voces diversas que están afectadas directamente por la realidad sobre la que se intenta regular o actuar. Y cuando las instituciones quieren contar con las voces afectadas para legitimar las decisiones aprobadas "por decreto", la desconfianza y el descrédito es tal, que se producen brechas entre quienes tienen capacidad de tomar decisiones y quienes tienen que vivir en la realidad regulada con unas reglas del juego que encorsetan, limitan o impiden el desarrollo de las personas, comunidades, etc.

Así que, espero que entre todas las personas que (con)vivimos en cualquier lugar en el que estemos más de una, seamos capaces de tomar parte (participar) haciendo nuestra pequeña o gran contribución en la toma de decisiones, seamos capaces de comprometernos y ser responsables con las decisiones que tomamos, capaces de construir, deconstruir y adaptar esas decisiones a la realidad de cada momento, para generar espacios de encuentro, de interacción, de interdependencia, donde trabajemos a partir de lo que nos une, tejiendo redes de solidaridad, apoyo mutuo y por el bien común.

7 comentarios:

Iñaki Ortiz dijo...

A mí también me parece un buen ejercicio construir colaborativamente este Libro Blanco. Hay que aprovechar todas las oportunidades de crear comunidad y de crear en comunidad, las oportunidades que se generan desde el poder o desde las instituciones y las que se generan directamente por la iniciativa ciudadana.

Fue un placer compartir ese taller contigo y con aquel puñado de personas inquietas e interesantes.

Innobasque. Gotzon Bernaola dijo...

Gracias Mentxu por tu comentario. Aunque no pude asistir, mis compañeras de Innobasque me han comentado que salieron cosas muy interesantes para el Libro Blanco de Democracia y Participación Ciudadana que estamos construyendo con todos y todas vosotras y muchos más.

Mentxu Ramilo Araujo dijo...

Gracias Iñaki y Gotzon. Encantada de poder construir aportando mi pequeño granito de arena, mi pieza de puzzle, mi pequeña tesela para construir mosaicos variados, mi mirada para comprender la realidad diversa, mi voz, mi voluntad, mi tiempo, mis manos...

Hay mucha gente construyendo cada día muchos proyectos reales. Y creo que hay que seguir en esa línea, generando ilusión, confianza, generando espacios de encuentro, facilitando y motivando a las personas a tomar parte en la construcción de nuestra vida en común, nuestra vida en sociedad, lo que para mí significa la política: cómo entre todas construimos alternativas y soluciones a las necesidades y problemas que tenemos.

koldobike uriarte ruiz de eguino dijo...

Gracias mentxu, gotzon, iñaki Personas como vosotras nos transmitís ilusión a los què creemos y trabajamos para situar a la administración en el sitio que le corresponde, dejando el espacio què merece la ciudadanía,eesencial y protagonista

Mentxu Ramilo Araujo dijo...

Gracias Koldobike.

Ojalá seamos capaces de transmitir a todas las personas que TODAS somos parte de las instituciones públicas, que éstas se (de)construyen con personas, voluntades de permanencia/cambio y funcionan con recursos que son de y para la ciudadanía. Seguimos enredando y tejiendo redes...

Ana Viñals dijo...

La verdad que para mi la jornada también fue muy interesante. Sin embargo, como expongo en mi blog la sensación con la que marché fue un tanto negativa. Negativa en el sentido de que me dí cuenta de queda muuucho por hacer y más que mucho por hacer, muchas ideas muy asentadas que cambiar respecto a la participación y la democracia participativa. Con todo, estoy deseando que llegue el viernes 21! jejej

http://anavinals.wordpress.com/2014/03/16/elkarrekin-eraikiz-cocreando-valor-publico-libro-blanco-de-democracia-y-participacion-ciudadana-para-euskadi/

Mentxu Ramilo Araujo dijo...

Ana, sí queda mucho por REhacer... Tenemos que mirar a nuestro entorno porque hay miles de prácticas diarias donde se participa y se toman decisiones; prácticas en el mundo rural (Auzolan, Veredas, Mingas...). Prácticas silenciosas que no se escriben en ningún libro pero que hacen que la sostenibilidad de las vidas de esas personas y comunidades sea posible.

Es positivo que queden cosas por hacer. Eso significa que tenemos mucho trabajo por delante (para que luego digan que no hay trabajo ;-)

Y es positivo aprender y desaprender cada día. Así que ¡¡manos a la obra!!