viernes, 12 de octubre de 2012

Economía del bien común

La Economía del bien común no es ninguna novedad. Nuestros antepasados ya desarrollaban este modelo económico. El intercambio entre las poblaciones de manzanas por peras; de queso por leche... se ha hecho desde hace miles de años.

Sin embargo, en la sociedad actual neoliberal y basada en la especulación, el éxito económico se basa en indicadores monetarios (PIB a nivel de país, balance financiero a nivel de empresa). Pero por desgracia, el dinero no es capaz de medir lo que realmente es valioso para las personas y el entorno natural. El PIB no nos dice nada de cómo es nuestra sociedad ni de su bienestar. El balance financiero, tampoco nos dice cómo es el funcionamiento interno de una empresa: cuál es su producción, el tratamiento que se le da a hombres y mujeres en la empresa; si contribuye a mejorar el bienestar de la sociedad; si su producción es para generar vida o para matar.

El bien común incluye otra serie de indicadores más valiosos para medir si una economía o una empresa orienta su producción hacia el bien común. Se han desarrollado 15 criterios, en la matriz del bien común, que sitúan a las empresas en una escala de producción orientada al bien común. En octubre de 2010 se comenzó este proceso para implementar un balance del bien común. Hoy son más de 800 empresas las que se encuentran utilizando este modelo. Un modelo que está abierto a que otras muchas personas contribuyan a mejorarlo y desarrollarlo. La Economía del Bien Común no es el único modelo ni la única vía ni alternativa al modelo económico neoliberal (y del ladrillo) actual. Pero, es una alternativa.

El siguiente vídeo es una exposición de Christian Felber, profesor universitario, especialista en economía sostenible y alternativas para los mercados financieros. Él ha sido quien ha desarrollado este modelo de Economía del bien común. Y desarrolla mucho mejor que yo en qué consiste este modelo económico alternativo. En esta página web podéis ampliar información sobre esta iniciativa.

No hay comentarios: