viernes, 4 de junio de 2004


eDonostia

Socializar el acceso y uso de las TIC es el reto pendiente para que realmente las ventajas de la SI puedan extenderse al conjunto de la sociedad.

Numerosas iniciativas locales, regionales y estatales se han puesto en marcha en los últimos años para hacer que desaparezcan las brechas que por razones de edad, género, nivel educativo, nivel económico, ámbito geográfico o discapacidad impiden a la ciudadanía beneficiarse de las ventajas de utilizar las TIC.

Según un estudio del CIS de enero de 2004 algunas de las razones que llevan a las personas a no utilizar el ordenador o Internet son: el hecho de no necesitarlas en su vida privada o trabajo, la falta de interés, motivación o tiempo para aprender. Sin embargo, cuando se conocen los intereses de las personas y se habla acerca de las posibilidades de las TIC, siempre se pueden encontrar actividades para las cuales estas herramientas pueden aportar valor y utilidad (acceder a información de interés, dotarle de más medios para comunicarse, conseguir mejores precios, encontrar trabajo, agilizar su trabajo, encontrar a personas con quien compartir su tiempo, descubrir actividades de ocio en la red, etc...). Pero como todo en esta vida, necesita un aprendizaje. Sin embargo, si la motivación es alta, es más fácil adquirir las habilidades necesarias. Como anécdota, mi abuela es una apasionada del móvil, pero "no entiende" la lavadora.

En Euskadi el Gobierno Vasco lanzó el programa Konekta Zaitez para desarrollar en Euskadi la cultura de acceso y uso de las TIC e Internet. Sin embargo la penetración sigue siendo escasa. En la red de centros KzGunea se pretende que los usuarios pierdan el miedo al ordenador y vean el interés de acercarse a Internet con monográficos sobre distintos temas de interés. Lo importante es que la ciudadanía vea la "utilidad" que le reportan las TIC no solo en sí mismas y las posibilidades que existen con las tecnologías en sí, sino las dinámicas relacionales y COMUNITARIAS que se pueden generar entre las personas que participan en los cursos o se acercan a los centros como espacio de intercambio de experiencia, de encuentro, etc. Y la "utilidad" y el "valor" que las TIC reportan a cada ciudadan@ no pueden medirse solamente con indicadores de usuari@s, alumn@s formad@s, total de equipamientos TIC en hogares y empresas o número de conexiones a Internet.

En Euskadi existen varias experiencias como el Telecentro de Gordexola (énfasis en el teletrabajo), el programa Gaztenet impulsado por la Agencia de Desarrollo comarcal de la Margen Izquierda y la Zona Minera (para facilitar la incorporación de todos los ciudadanos de la comarca a las autopistas de la información, usando como instrumento la difusión de todo lo relacionado con Internet) el CETIC impulsado desde el Ayuntamiento de Vitoria (con un carácter más de itinerarios formativos de carácter profesional).

Una iniciativa pionera fue el programa Net-Txartela de la Diputación Foral de Gipuzkoa (dentro de la Estrategia eGipuzkoa y el Proyecto Ikha de colaboración informática con los ayuntamientos gipuzkoanos). Surgió en el año 2001 con el propósito de aprovechar las infraestructuras TIC existentes en los ayuntamientos para ofrecer a la ciudadanía acceso y formación en TIC. Cada ciudadano con su Net-txartela podría acceder a Internet gratuitamente desde los centros de conexión y dispondría de una cuenta de correo electrónico para uso personal y para interactuar con la Administración. Este proyecto que contó con financiación de la UE y tenía 3 centros piloto en marcha se dejó de lado ante la extensión de Centros KzGunea en Euskadi.

Ayer estuve visitando el Centro de Nuevas Tecnologías de Altza-Larratxo. Tomando como punto de partida la experiencia del Cibernárium de Barcelona (curiosamente, al KzGune de Irun lo denominan también Cibernarium), el Centro de Altza se ubica en la Casa de Cultura del barrio. Este centro se inscribe en la iniciativa eDonostia del Ayuntamiento de Donostia que tiene tres pilares básicos para socializar el uso de las TIC en la población donostiarra: 1) crear una red de centros de acceso a las TIC; 2) diseñar itinerarios formativos adaptados a las necesidades de los usuarios; y crear 3) una infraestructura Wi-Fi con hotspots municipales de acceso a Internet en toda la ciudad.

Entre las claves de éxito del centro de Altza los usuarios son lo más importante. Se acercan al centro, utilizan y DEMANDAN nuevos servicios. Ello permite adaptar la programación de cursos a las necesidades de los usuarios del centro. Por otro lado, se aboga por un modelo de negocio público que engloba a socios (partners) públicos, privados y sociales con el fin de que el proyecto pueda ser sostenible en el tiempo.

Esperemos que estas iniciativas animen a la ciudadanía a acercarse a las TIC y ver la utilidad para su ámbito personal y profesional. Y sería muy interesante (desde el punto de vista de ciudadanas y ciudadanos sujetos de derechos y obligaciones) que teniendo acceso a más información y a los servicios a sus Administraciones Públicas (eAdministración) tengan interés y vean la utilidad y el valor que supone participar en consultas (eDemocracia) y la definición y puesta en marcha de políticas públicas (eGobernanza) para decidir el presente y futuro de su ciudad. Eso entendemos que puede ser el Gobierno Electrónico

1 comentario:

Nando dijo...

Bienvenida a Bloggerlandia!!!